7 PASOS PARA RELAJARTE DE PIE

relajar

Busca un lugar silencioso y colócate de pie con los pies separados a la altura de las caderas. Los brazos colgando relajadamente a los lados.

1º Relaja la cabeza: repasa  los músculos de la cara y del cuello, incluso imagina el cráneo y el pelo relajados. Mueve al principio el cuello suavemente si es preciso.

2º Relaja los hombros, moviéndolos ligeramente para pasar a sentirlos relajados.

3º Relaja el pecho. Siente cómo respiras despacio y sin subir el diafragma.

4º Relaja la espalda: repasa de arriba abajo mentalmente los músculos visualizando cómo se relajan. Si hay alguna tensión, mueve ligeramente esa zona para volver a la postura inicial.

5º Relaja los brazos visualizándolos desde el hombro hasta las puntas de los dedos

6º Relaja las piernas desde las caderas hasta los dedos de los pies e imagina cómo sale la tensión por ellos y se deposita en la tierra.

7º Relaja la mente: piensa en “ahora no me voy a preocupar por nada”  y concéntrate en tu respiración intentando que sea cada vez más lenta, inspirando y expirando por la nariz.

Si practicas diariamente 5` obtendrás más beneficios que si lo haces más tiempo 1 o 2 días por semana.

En la sencillez de estos pasos está su éxito. Funciona y si no te lo crees, prueba y verás.

Esta entrada fue publicada en ASIA, chi kung, SALUD y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.