Qué es más difícil? el Japonés o el Chino?

Son los padres los que se hacen esta pregunta cuando quieren que sus hijos aprendan uno de estos idiomas.

Pero hay dos formas de responder a esta cuestión. La respuesta más práctica es dar la información técnica por la que se pregunta: el japonés es más fácil ya que se pronuncia casi igual que el castellano.

Además los japoneses crearon la escritura Hiragana para simplificar los caracteres chinos de donde tomaron su escritura las clases aristocráticas y poco después los comerciantes del País del Sol naciente. Estos caracteres se forman con pocos trazos y permiten que niños japoneses y nosotros, los occidentales, podamos leer desde el primer curso de japonés.

Ambas lenguas tienen en común muchas cosas y cualquiera de las dos sirven para desarrollar habilidades de aprendizaje y cognitivas. Es como si “te pusieran el cerebro al revés” ya que el orden de las palabras en la frase no se asemeja en casi nada al castellano.

Esta es una ventaja del Chino y del Japonés que cada vez se conoce más: los adultos podemos retrasar el envejecimiento neuronal aprendiendo otra lengua, y más si es oriental.

La otra forma de responder a la pregunta parental enunciada al principio, es la siguiente: da igual qué idiomas es más difícil ya que seguramente el niño o la niña, se apuntará a lo que quiera. ¿O.. que opinan los lectores que sean padres?

 

Esta entrada fue publicada en CHINA, Cultura en Asia, JAPON, JAPONES y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.