TRUCO 2 ANTIESTRÉS: ALIMENTACIÓN

healthy food

Sin pretender que por leer un breve artículo como este, una persona cambie radicalmente sus hábitos, sí que pretendemos introducir en la dieta del “estresado” mejoras que si se mantienen  CADA DÍA reducen el estrés.

Además es fundamental tomar conciencia de nuestro estado de ánimo que puede ir cambiando a lo lardo de los meses, ya que la alimentación debería ir adaptándose a ello para conseguir equilibrarnos.

Hay alimentos que potencian un estado de ánimo acelerado, dinámico y energetizante, como son las carnes y algunas especias (alimentos Yang). Son los que habría que evitar si queremos relajarnos para acercarnos a un estado más Yin y acercarnos a ese equilibrio emocional. Pero si por el contrario, el estrés nos lleva al desánimo o al agotamiento, son los alimentos que debemos  potenciar.

Por lo tanto, no hay alimentos malos o buenos, sino que todo depende de cómo me encuentre en ese momento física y emocionalmente. Por otra parte, tan importante como los nutrientes, es también cómo los cocino. Una cocción rápida o lenta incide igualmente en mi metabolismo y sin darme cuenta, en mi estrés y emociones.

Los alimentos más equilibrados para evitar el estrés (que pueden comerse todos los días) son el arroz integral y  platos que mezclen verduras de hoja verde con proteína animal (pescado preferiblemente), excluir el azúcar y la sal en la medida de lo posible así como todo lo que supere en más de 1 o 2 vasos de vino al día.

Cuando nos sintamos estresados o sepamos que los próximos días tenemos más preocupaciones o trabajo de lo habitual, es necesario atenerse a esa dieta complementada con alimentos Yin o Yang según mi estado.

Resumiendo, identificar si estoy (o voy a estar) en una situación física y emocional Yang o Yin, es lo primero para ponerle solución y adaptar así la alimentación.

Esta entrada fue publicada en Cultura en Asia, SALUD. Guarda el enlace permanente.