¿QUIÉN FUE BUDA?

En primer lugar debemos destacar que las menciones biográficas acerca de la vida de Buda son escasas  y proceden en su mayoría de tres grandes textos: los vinaya, los sutta-pitaka y el buddhacarita de Asvaghosa. Estas fuentes son posteriores a su tiempo, y en su biografía se mezclan distintas leyendas y tradiciones, todo lo cual imposibilita el conocimiento exacto de fechas y sus actos.

Siddharta Gautama (nacido en 563 o 483 a.C.-  muerto en 483 o 411  a.C.) fue un príncipe indio del clan de los Sakias de la región de Kapilavastu. Su padre, Suddhodana, era monarca del clan; a su madre, Maya, no llegó a conocerla, pues falleció una semana después de que él naciera. Siddharta pasó su infancia y adolescencia rodeado de todo tipo de lujos, contrajo matrimonio con su prima Yasodhara, con quien tuvo un hijo varón al que llamaron Rahula.buddha-1279736_960_720

A los 29 años, cansado de su condición principesca y de los lujos, decidió abandonar palacio para encontrar la causa del dolor humano y una vía hacia la libertad. Para lograr este fin, se entregó al ascetismo más riguroso, no obstante, no extrajo ningún conocimiento. Por ello se dedicó los siguientes años a meditar y, el día de luna llena de Vesakha (mayo del 523 a. C.) se sentó bajo una higuera sagrada en Uruvela, a orillas de un afluente del río Ganges, dispuesto a no moverse de allí hasta alcanzar el verdadero conocimiento. Éste le sobrevino durante la noche, una vez superadas las tentaciones que para alejarlo de su fin dispuso el dios Mara, y Gautama obtuvo la iluminación. Desde entonces se convirtió en el Buda (“el Iluminado”).

A partir de aquel instante dedicó el resto de su existencia a predicar el dharma (la doctrina o ley suprema de todas las cosas). Sus primeros discípulos fueron cinco antiguos compañeros suyos ascetas, ante quienes su primer sermón, conocido como “Discurso sobre el movimiento de la rueda del dharma”, y en el cual explicó por vez primera la doctrina de las Cuatro Verdades. Estos cinco ascetas fueron los primeros integrantes de la sangha (“la comunidad”), la cual fue ampliándose durante los siguientes años, difundiendo la fe.  Siddharta consiguió la conversión de su esposa y su hijo a la nueva doctrina.

Buda enfermó de disentería, dolencia que le produjo la muerte a los ochenta años de edad. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas y reliquias se repartieron entre sus discípulos más aventajados. Buda no dejó ninguna obra escrita, sus enseñanzas se transmitieron oralmente hasta su transcripción, cuatro siglos después, en el Canon Pali.

 

Fuente: Biografías y Vidas

Esta entrada fue publicada en La Brújula China y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.